Flores de Almendro…

Andrea

 

Mantente en guardia

si es que no quieres ser

juguete del viento.

Horacio.

 

Salto al espacio, deambulo la monotonía de la noche,

quiebra el silencio gemido ronronear

cansado y terco de Andrea madera y pan

sagrada compañía en desvelos

jornadas noche y día en recio bregar

hace la estela surco de esperanza,

canto mi yo al recuerdo agridulce que engalana.

Tenue se disipa el clamor, moldeado por el estoicismo

del que fuera martillo y yunque.

En lontananza olas y montañas

acrisolan voluntades a un llamado vientre,

espera taciturna cordel y anzuelo,

valiente arremetida de salitre y sol,

escamas de rosas en fuentes sin fin

ilumina Andrea madera y pan.