Vamos a navegar

ESCRIBANO

¿Por qué turbio sendero soy del hombre

oh, torva inspiración de la armonía?

¿En qué mitad, fugaz filosofía

me escatimas la rima y tu renombre?

 

No es que me falte apoyo, cofradía

que fuma sus cigarros con estilo

es que tiemblo en el roce con el filo

de la resurrección y mi utopía.

 

Es que de tan mordaz la anunciación

me estremece con vértigo malsano

y cae en visceral contemplación

 

y me levanta voz de luz, de humano

pálpito que retoza en ilusión

y deja mi fervor en escribano.