Relatos

0,90

Nadie duda del encanto de los relatos de Sherwood Anderson. Aun siendo pequeñas historias que se defienden por separado, como cuentos únicos, existe una unidad en cuanto a geografía (Winesburg), al modo narrativo introspectivo y en la caracterización de los personajes.

Categoría: Etiquetas: ,

Descripción

Los protagonistas de los relatos (casi todos vistos por George Willard, reportero del periódico local),  son personas desconsoladas y perdidas, seres abandonados por la fortuna, perdedores de todo tipo que sueñan en quimeras. Y sin embargo –o quizás por ello– son muy cercanos y humanos.

Estos y otros relatos de Anderson lo encumbraron. Dejaron una marca entre la narrativa previa y el realismo que luego se impuso en toda la literatura sajona e hispanoamericana posterior, a través de la  Generación Perdida.

El hombre del abrigo marrón

Mi mujer está en algún lugar de esta casa en la que llevo horas sentado escribiendo. Es una mujer alta de cabello oscuro, tirando un poco gris últimamente. Escuchen, está subiendo las escaleras con cuidado. Se pasa el día yendo con cuidado de un lado a otro, haciendo las tareas del hogar en nuestra casa. Llegué a esta ciudad desde otra ciudad, en Iowa. Mi padre era un trabajador, pintaba casas. No prosperó en el mundo como lo he hecho yo. Yo me labré mi camino en la universidad y llegué a ser historiador. Somos propietarios de esta casa en la que me encuentro sentado. Esta es mi habitación, en la que trabajo. Ya llevo escritas tres historias de gente. He contado cómo se formaron los estados y cómo se luchó en las batallas. Puede encontrar mis libros bien derechos en los estantes de las bibliotecas. Están de pie como centinelas. Soy alto como mi mujer y tengo los hombros...
Leer más

Otros datos de este producto

No hay más datos que mostrar de este producto